Otra manera de probar el té

Otra manera de probar el té

Era invierno, llego a su casa a la hora convenida, hace poco  que nos conocemos  y  procuramos pasar juntos el tiempo, que  tenemos libre. Abre la puerta y, sin más, me ofrece un té. Mientras lo prepara, me entretengo en el salón mirando algo, no sé que. Entra, me venda  los ojos, me desnuda y cogiéndome de la mano, me conduce  a través de la casa hasta que, en una cálida y húmeda atmósfera, percibo un intenso olor a té con jazmín. Me  destapa los ojos, estamos ante la bañera llena.

¿Lo probamos?  Susurra

 

Otra manera de probar el té

Era invierno, llego a su casa a la hora convenida, hace poco  que nos conocemos  y  procuramos pasar juntos el tiempo, que  tenemos libre. Abre la puerta y, sin más, me ofrece un té. Mientras lo prepara, me entretengo en el salón mirando algo, no sé que. Entra, me venda  los ojos, me desnuda y cogiéndome de la mano, me conduce  a través de la casa hasta que, en una cálida y húmeda atmósfera, percibo un intenso olor a té con jazmín. Me  destapa los ojos, estamos ante la bañera llena.

¿Lo probamos?  Susurra

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies